Soluciones quiroprácticas para ti

En el centro quiropráctico en Barcelona LinQ te ayudamos a optimizar tu calidad de vida.
Las funciones de tu cuerpo -físicas y mentales- pueden mejorar cuando el sistema nervioso está libre de interferencias, este es el trabajo de la quiropráctica.

Todos los seres humanos deberían probar la quiropráctica
TERESA

“Descubrí la quiropráctica hace más de 6 años gracias a una amiga. Acudí principalmente por el dolor de espalda, que era el resultado de otros problemas físicos, que se veían reflejados en la columna vertebral.

Desde que me ajusto regularmente, el dolor de espalda ha desaparecido por completo, (incluso en épocas en las que no he podido ajustarme). Además, he tomado más conciencia de mi cuerpo, ya no tomo ningún medicamento y me siento genial.

Definitivamente la quiropráctica ha cambiado mi vida ya que gracias a los ajustes he podido solucionar muchos problemas físicos, sufro menos estrés, noto más agilidad mental, he ganado flexibilidad y juventud.

Creo que todos los seres humanos deben probar la quiropráctica, aunque no tengan ninguna dolencia: sencillamente para mejorar aún más su calidad de vida.

En mi caso, me siento muy agradecida por haber descubierto la quiropráctica, pero sobretodo feliz. Desde hace 6 años siento que voy ganando años de vida”

Me ha cambiado la vida
LOLA

Lola es farmacéutica, se ajusta desde hace más de 10 años regularmente y nos cuenta cómo la quiropráctica la ayudada en su día a día: “Cuando llegué estaba muy mal por la fibromialgia, la artrosis y el brazo izquierdo congelado. Además tenía depresión y no podía andar más de 30’.

La Quiropráctica me ha cambiado la vida. Ahora soy otra persona. Superé la depresión y físicamente estoy muchísimo mejor. He dejado de tomar analgésicos y mi sistema inmunológico está reforzado.

La Quiropráctica es básica para la salud. Estoy muy agradecida”

Soy otra persona
JORDI

Jordi es técnico en imagen y lleva más de 5 años con cuidados quiroprácticos. Esta es su historia: “Cuando empecé a venir estaba en un momento muy complicado de mi vida y entré en internet para informarme y decidí probarlo. 

En esa época sufría fuertes crisis de vértigos, mareos y dolores cervicales desde hacía 5 años. Además tenía una hernia discal que me afectaba mucho en mi estado de ánimo. Siempre tenía que coger bajas en el trabajo, visitas continuas al médico y me tenía que medicar… y cada 2 ó 3 meses volvía a recaer. 

Desde las primeras sesiones con quiropráctica noté un cambio tan grande que desde el primer mes empecé a ser otra persona… ¡hacía años que no me había encontrado tan bien!”

A nivel postural el cambio fue al 100%
MARIANA

Mariana lleva más de 7 años ajustándose y así cuenta cómo la quiropráctica le cambió la vida: “Antes no podía dormir casi nada, no estaba bien a nivel anímico y laboral, porque siempre estaba estresada y de mal humor. Además, tenía contracturas en la columna y calambres en las piernas cuando dormía.

¡Desde que vengo el cambio fue genial! A nivel físico me encuentro bien, con ganas de hacer cosas y con más vitalidad. A nivel postural el cambio fue al 100%; ahora soy consciente de una postura incorrecta y la puedo corregir yo misma. Me acuesto a dormir sin calambres en las piernas y me duermo en seguida sintiéndome tranquila y relajada. ¡Muchas Gracias a todos!”