No dejes que las caídas tengan un impacto en tu salud

como las caidas pueden afectar a la salud

A veces no somos conscientes de la repercusión que puede tener una caída en nuestro cuerpo una vez pasado el dolor. Y es que el impacto que recibimos al caer puede afectar no solo a la columna sino a nuestra salud.

Gracias a la quiropráctica, podemos disminuir el riesgo de lesión por caídas y favorecer nuestra recuperación: una columna que funciona correctamente tiene menos posibilidades de lastimarse y, en el caso de lesión, se recupera muchísimo más rápido. En otras palabras, cuando la columna tiene la movilidad y flexibilidad adecuadas, responde mejor a cualquier impacto que sufra, al igual que el junco responde mejor a un vendaval que un árbol (como se explica en una de las fábulas de La Fontaine). Además, como demuestra un interesante estudio del 2015, la quiropráctica estimula la fuerza muscular de las piernas y reduce la fatiga, de modo que es efectiva para recuperar el tono muscular y mejorar la función del sistema músculoesquelético.  

Cuidado en el deporte 

A los amantes de los deportes —por ejemplo, el esquí o la hípica—, la quiropráctica para deportistas les puede ayudar a potenciar la musculatura de las piernas y mejorar la respuesta cardiorespiratoria para evitar posibles lesiones. Con el cuidado quiropráctico, los deportistas se recuperarán antes de cualquier lesión por caída, aunque el mayor beneficio de la quiropráctica es preventivo pues optimiza el rendimiento del organismo, como se ha demostrado en varios estudios llevados a cabo con atletas y deportistas profesionales. 

Prevención en la tercera edad

En cuanto a las personas mayores, la quiropráctica para la tercera edad les da más estabilidad y ligereza al caminar, lo que reduce en gran medida el riesgo de caídas. Un estudio del 2016 realizado con personas mayores de 65 años mostró que los ajustes quiroprácticos mejoran la función sensorimotora, que está asociada con el riesgo de caídas en edades avanzadas. 

Los niños no son de goma

Hay que estar atentos también a las caídas de los niños, que aunque parezcan «de goma» (como se dice popularmente) pueden sufrir también daños en la columna que pueden influir negativamente en su buen desarrollo y en su salud, haciéndolos más propensos a infecciones de oído o resfriados, por ejemplo, visto que uno de los efectos de una columna mal alineada es la disminución de las defensas. Por ello, la quiropráctica para niños y adolescentes también conlleva muchos beneficios que pueden ayudar a solucionar este tipo de dolencias.

No más vértigos ni mareos

Finalmente, en el caso de sufrir vértigos y/o mareos, con el cuidado quiropráctico regular se elimina o se reduce al máximo esa potencial causa de caídas y el paciente puede volver a salir a la calle sin miedo a caerse.

En resumen, el cuidado quiropráctico es esencial para la prevención y recuperación de caídas a cualquier edad.  Descubre cómo desde nuestro centro quiropráctico Barcelona podemos ayudarte en la recuperación tras una caída y su prevención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *