Encuentra el quiropráctico a tu medida

como encontrar al quiropractico adecuado para ti

Encontrar el quiropráctico que nos guste es como encontrar nuestro dentista o médico ideal. Y es que no se trata de la profesión sino de cómo se ejerce ya que esto nos puede traer resultados diferentes. Hay personas que les cuesta mucho encontrar un profesional que encaje con ellos y piensan que “no tienen remedio” o que “todos son iguales”; hoy te queremos dar unas pautas sobre qué esperar de un quiropráctico y cómo buscarlo más fácilmente para poder ahorrar tiempo, dinero y quebraderos de cabeza. 

No existe un quiropráctico “ideal”  para todos

Gran parte de las personas que llegan a una consulta quiropráctica suele acudir por el “boca-boca” gracias a las experiencias que han tenido los propios pacientes. 

Muchas de esas personas pueden incluso saber de la existencia del quiropráctico desde hace años pero no han tomado acción hasta que se ven en una situación casi de urgencia, y necesitan encontrar a alguien que les ayude con su problema lo antes posible. 

Lo cierto es que cada persona tiene sus propias necesidades y objetivos (hay clientes que les gusta hablar, otros son más callados, hay otros que les gusta pasar tiempo relajándose y hay los que prefieren algo que no les lleve más de 2-3 minutos). Por eso, saber lo que uno quiere y le gusta es importante ya que si nos encontramos en una consulta que no tiene nuestro “ritmo”, podemos llegar a pensar que la quiropráctica no es para nosotros o que no sirve para nada. 

Para saber a quién buscar debemos saber primero qué nos gusta y queremos

Tipos de profesionales

En España la quiropraxia siempre está en crecimiento por su gran demanda y podemos encontrar más de 300 profesionales en todo el territorio español. Cada uno tiene su forma particular de trabajar y de ser. Cada uno a lo largo a lo largo de su experiencia ha ido seleccionando la forma y las técnicas en las que se ha especializado.

Especialidad: Muchos de los quiroprácticos incluso, están especializados en algún ámbito como el de:

  • Neurología
  • Personas mayores
  • Embarazadas
  • Deportistas
  • Niños y bebés
  • Dolor crónico

Tiempo: Dependiendo de las técnicas que se apliquen un ajuste puede durar de 5 a 10 minutos o más, no obstante queremos resaltar que sin importar el tiempo, el resultado será el mismo en cualquier caso ya que el objetivo es el mismo: detectar y corregir las subluxaciones vertebrales.

España y la legalidad: ¡Cuidado con el intrusismo!

Aunque muchos no lo saben, la quiropráctica está reconocida por la OMS como una “profesión sanitaria de atención primaria”, pudiendo encontrar profesionales quiroprácticos en hospitales, salas de partos y en centros de rehabilitación. 

Esta información no se encuentra fácilmente en España debido a que es uno de los últimos que queda por legalizarla, por eso se encuentra como una profesión “alegal” (no tiene ley).

El problema de esto surge cuando  cualquier persona puede decir que es quiropráctico aún no teniendo la formación adecuada. Este es uno de los mayores desafíos con los que los quiroprácticos se encuentran y hacen todo lo posible para acabar con este intrusismo ya que engañan al público y lo ponen en riesgo estando tanto profesionales como clientes sin amparo legal. 

quiropráctico tratando a un paciente

Formación de un quiropráctico  

Debemos tener en cuenta que el quiropráctico ha tenido una formación universitaria a tiempo completo de 5 a 7 años dependiendo del país. Eso se traduce en más de 4000 horas lectivas y 1000 de clínica. Al ser una profesión de atención primaria su formación pertenece a las ciencias médicas más su especialización en quiropráctica. (En España hay dos universidades que extienden este título, una en Madrid y otra en Barcelona).

Características a tener en cuenta 

Como hemos dicho antes cada quiropráctico tiene su parte sus particularidades no obstante hay algunas cosas de las que podemos valernos para saber o intuir si la persona que tenemos enfrente es un quiropráctico titulado o no. 

Por un lado tenemos que tener en cuenta dos aspectos generales su formación y su forma de practicar. 

Con respecto a su formación podemos: 

  • Asociación Española de Quiropráctica: Si un quiropráctico está dentro de esta asociación es la forma más fácil de saber si es o no titulado ya que en dicha asociación sólo pertenecen doctores graduados de universidades convalidadas con la UE.
  • Recomendación directa: Si en la Asociación vemos que no tenemos a nadie cerca, siempre podemos contactar con alguno de sus quiroprácticos o con la central de la misma y preguntarles ya que hay quiroprácticos con título que no pertenecen a la asociación pero puede que sea conocido dentro del ámbito quiropráctico. 
asociación española de quiropráctica

Con respecto a su forma de ejercer: nuestra recomendación es que mires la web, las redes y preguntes si hacen charlas para saber cómo son. 

Tener una experiencia más cercana te dirá si realmente es quien estás buscando o no. De no serlo, puedes comunicarle al quiropráctico tu inquietud y él o ella te guiará. ¡Atrévete a probarlo, seguro que te sorprende!

En el centro LinQ quiroprácticos en Barcelona nos preocupamos de tener solo profesionales titulados, donde cada uno se ha especializado en su propio estilo de ayudar. Es un equipo con experiencia y comprometido con cada cliente a conseguir ayudarle a mejorar su vida. Conócelos y contacta con ellos AQUí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *