Cómo las mochilas afectan a la espalda de los más peques

como las mochilas afectan espalda de los ninos y jovenes

Quienes tienen hijos saben que estos cada día tienen que llevar mochilas con mucho peso llevando a muchos niños a sufrir lesiones de espalda debido al sobreesfuerzo realizado y la fatiga muscular que crea, agregado a que permanecen mucho tiempo sentados, estudiando o delante del ordenador o móvil normalmente adoptando una mala postura.

Todo esto terminan siendo focos de estrés sobre sus columnas en plena etapa de crecimiento. Este estrés a corto plazo puede llegar a causar desequilibrios en la columna acelerando cambios estructurales como escoliosis, posturas desalineadas, contracturas y espasmos musculares, dolor de cabeza, dolor de cuello y lumbalgias entre otras. Además, a largo plazo puede favorecer a la degeneración en los discos, vértebras pudiendo desarrollar protrusiones o hernias discales. 

Por desgracia estas alteraciones a menudo suelen pasar inadvertidas hasta que el problema se encuentra en un estado de desarrollo más avanzado.

Por ello es muy importante realizar revisiones quiroprácticas periódicas de la columna en los niños en período de desarrollo, del mismo modo que revisamos su vista y sus dientes.

¿Cómo afecta el peso en la columna y salud de los más pequeños? El peso de las mochilas, pasar tantas horas sentados, los golpes, las caídas, las malas posturas o el propio nacimiento hace que su columna pueda perder su correcto movimiento (algo que no se suele percibir) creando las Subluxaciones vertebralespudiendo favorecer problemas de:

  • Cólicos
  • Bronquitis y neumonías
  • Irritabilidad
  • Falta de sueño
  • Llanto
  • Rotación de la cabeza hacia un lado en concreto
  • Mala postura
  • Dolor de cabeza
  • Sistema Inmunitario débil
  • Falta de concentración
  • Dolor de espalda

¿Por qué es importante la quiropráctica en los más peques?

Muchas personas piensan que solo se puede beneficiar de la quiropráctica los adultos o personas con problemas de espalda, pero así como les llevamos al dentista para prevenir y controlar la salud de su boca, los pequeños que acuden al quiropráctico para niños con regularidad tienden a tener un equilibrio en su desarrollo.

El/la quiropráctico/a mirará en su columna si hay o no subluxaciones que puedan estar interfiriendo en su desarrollo y las corregirá de forma suave y segura para poder tener los beneficios de la misma.

10 razones por las que es beneficioso llevar a los niños al quiropráctico: 

  1. Para favorecer su elasticidad neurológica (desarrollo del cerebro y nervios): Se sabe que el cuidado quiropráctico favorece las conexiones neurológicas sin sobreestimularlas.
  2. Para aumentar su bienestar general: Suelen notar que respiran mejor y están más tranquilos en general.
  3. Para reforzar el sistema inmunológico: En niños con defensas bajas esto suele ser uno de los cambios más evidentes que notan los padres.
  4. Para ayudar en los casos de cólicos y en el síndrome del bebé irritable.
  5. Para ayudar a aliviar el asma, las dificultades respiratorias y alergias.
  6. Para mejorar la postura de la columna vertebral: Tienden a erguirse y sentarse mejor sin estar tan encorvados. 
  7. Para mejorar su capacidad de concentración: Muchos padres notan que sus hijos mejoran el rendimiento de las clases una vez inician el cuidado quiropráctico. 
  8. Para obtener un mejor bienestar emocional y mental: Los bebés suelen ser más alegres, menos irritables y los niños notan más tranquilidad.
  9. Para ayudar a aliviar la incontinencia urinaria y los problemas digestivos 
  10. Para dormir mejor: La tranquilidad que les trae los ajustes hace que después tiendan a dormir más y/o más horas seguidas.  

La mejor forma de usar una mochila en 9 pasos:

  1. El peso que se lleve en la mochila no debe superar el equivalente al 15% del peso corporal del niño (Ej: si un niño pesa 30 kg, la mochila debe pesar un máximo de 4,5kg.), ya que una carga mayor lo hace arquear la columna hacia adelante e inclinar el tronco y la cabeza en una misma dirección. ¡Si la mochila obliga al niño a inclinarse hacia adelante es que pesa demasiado!
  2. Elegir la mochila adecuada al tamaño del niño.
  3. Usar mochilas con correas anchas y acolchadas, ajustadas firmemente pero sin que lleguen a apretar. 
  4. Repartir el peso. Llevar siempre la mochila por las dos correas y no por una sólo, para no sobrecargar uno de los hombros. 
  5. Limitar el peso del contenido y evitar transportar cargas inútiles. 7. Utilizar las dos manos para coger la mochila de frente. 
  6. Doblar las rodillas e inclinarse para levantarla, cargando el peso en las piernas y no en la propia espalda. 
  7. ¡Cuidado! Las mochilas con ruedas no lo solucionan todo, porque en algún momento tendrá que levantarla y existe la tendencia a sobrecargar este tipo de mochilas.
  8. Si se utiliza la mochila de arrastre hay que mantener la columna recta para llevarla, evitando tirar de ellas al bajar o subir escalones. 
  9. Hacer ejercicio. Practicar algún deporte o ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda ayudando a soportar mejor la mochila.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad. Si buscas mejorar tu calidad de vida, no dudes en contactar con nosotros y descubrir cómo la quiropráctica te puede ayudar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *