Cómo convivir mejor con la tecnología

La nuevas tecnologías han transformado nuestras vidas y se han vuelto imprescindibles para llevar a cabo nuestras actividades diarias. ¡Ahora nos sería imposible concebir un mundo sin ordenadores, tablets o móviles! Pero a pesar de sus innumerables ventajas y de ser claves en el funcionamiento de la sociedad actual, su uso continuado puede causarnos problemas de salud relacionados con la inactividad y las malas posturas. 

Y es que frente al ordenador tenemos tendencia a inclinar la espalda hacia adelante, encorvándola y forzando el cuello para acercarnos a la pantalla. Esa tensión en la columna durante horas y día tras otro puede generar contracturas musculares y pinzamientos en los nervios, causando dolor de espalda además de afectar al buen funcionamiento del sistema nervioso por la desalineación de las vértebras. La quiropráctica es la solución: gracias a los ajustes, las vértebras recuperan su alineación y la columna se endereza, el sistema nervioso se libera de interferencias y el cuerpo funciona mucho mejor, con mayor movilidad y sensación de bienestar. Si trabajas delante de un ordenador o simplemente lo usas a diario varias horas, ¡no dudes en acudir al quiropráctico! Además del cuidado quiropráctico regular, también recomendamos sentarse frente al ordenador manteniendo una buena postura, con las lumbares bien apoyadas y sin tensión en las cervicales, y hacer pausas más o menos cada hora.

No obstante, en la actualidad no son los ordenadores la mayor fuente de dolencias de espalda por malas posturas: el uso tan generalizado del móvil y de las tablets, sobre todo entre los más jóvenes, comporta pasar varias horas al día inclinados sobre la pantalla de estos dispositivos, con la espalda totalmente encorvada. Esta postura puede provocar rigidez del cuello, dolor de hombros y cefaleas, lo que se conoce como “text neck” (o, traducido, “cuello de texto”), un trastorno del siglo XXI que va en aumento. 

Efectivamente, en nuestras consultas hemos notado un aumento de pacientes cada vez más jóvenes con problemas de espalda debido a las malas posturas al usar las nuevas tecnologías, en las que destacan el móvil y la tablet. Gracias a la quiropráctica, consiguen recuperar la curvatura natural del cuello y su movilidad, y dejan de sentir dolor. 

Es recomendable también tomar conciencia de las buenas posturas a la hora de utilizar el móvil y la tablet, así como de la necesidad de racionalizar su uso: de este modo evitaremos que causen adicción, ansiedad o problemas de atención, además de los problemas físicos mencionados. 

¿Pero por qué es tan nociva la postura encorvada? Nuestra cabeza pesa unos 5 kilos y un estudio reciente ha determinado cuál es la fuerza de la tensión en el cuello a medida que se aumenta su inclinación: con un ángulo de 30∞ el peso que tiene que soportar el cuello es de 18 kilos, si la inclinación llega a un ángulo de 60∞ ¡el peso es de 27 kilos! No es de extrañar que esta tensión tan elevada en la zona de las cervicales sea una causa frecuente de contracturas, pérdida de movilidad, dolor en el cuello o en la base del cráneo, dolor de cabeza. Además, el encorvamiento de la espalda puede conllevar, a la larga, problemas cardíacos, respiratorios y digestivos según se ha demostrado. Es muy importante, pues, recibir ajustes quiroprácticos para mantener la columna sana y gozar de una buena salud. 

En conclusión, el cuidado quiropráctico es básico para recuperar la movilidad y corregir la mala curvatura de la columna, eliminando así el dolor y las interferencias en el sistema nervioso, y mejorando el estado de salud en general. Así, la quiropráctica es imprescindible para corregir el “text neck” y cualquier problema de espalda relacionado con el uso de las nuevas tecnologías. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *