La buena postura: el alimento corporal

buena postura el alimento corporal

Todos sabemos las “malas posturas” que adoptamos durante el día pero ¿sabías que estas pueden ser la causa de problemas en la salud?. En este blog te queremos enseñar cuáles son y qué hacer para que cuides tu espalda, tu postura y ¡tu salud!

¿Cómo definimos una “buena postura”?

tipos de buena y malas posturas corporales

Cuando el cuerpo tiene una buena postura, podemos dibujar una línea vertical que va desde el centro de la cabeza, pasando por los hombros, las caderas, las rodillas y los tobillos (imagen A). Con esta alineación corporal los músculos ejercen su función sin tensión, y las articulaciones y las vértebras se mueven libremente, sin presión.

Si adelantamos la cabeza y/o los hombros, o desplazamos la pelvis (ver imagen B), se desplaza el centro de gravedad y se pierde la alineación corporal, con lo cual provocamos mayor tensión en los músculos y desgaste de las articulaciones, lo que nos puede causar molestias en caderas, rodillas y pies, además de dolor de espalda por un mal movimiento de las vértebras. 

A la larga una mala alineación del cuerpo puede provocar hernias en la columna, artrosis, problemas de menisco, migrañas, fascitis plantar y problemas circulatorios en piernas, entre otros.

Las 5 posturas de las que más abusamos y cómo cambiarlas.

1) Pasar mucho tiempo sentado / frente al ordenador: No movernos durante horas y cualquier mala postura mientras se está sentado suele cargar las cervicales y/o lumbares. 

RECOMENDACIÓN: Sentarse con la espalda recta y sin adelantar la cabeza, ayudándonos con un pequeño cojín en la zona lumbar. Nuestro codo tiene que crear un ángulo de 90º al apoyar la mano en la mesa, y los pies tienen que estar bien apoyados en el suelo. Además, es importante hacer descansos de unos 30 seg. cada 30-40 minutos para moverse un poco… ¡Y evita cruzar las piernas para que las caderas no se desequilibren! 

2) Inclinar la cabeza al mirar el móvil o la tablet: Esta postura provoca tensión cervical y puede repercutir en la curvatura del cuello, causando problemas de cervicales y/o dolor de cabeza. 

RECOMENDACIÓN: Subir el móvil hasta que la cabeza quede recta. Hoy en día existen Apps para el móvil que están diseñadas para avisarnos si nuestra cabeza está muy inclinada. ¡Mira en la App Store!.

3) Cargar peso de un solo lado del cuerpo: Llevar predominantemente el bolso colgado o cruzado de un solo lado, puede crear un desequilibrio en los hombros y, con ello, en el resto del cuerpo. 

RECOMENDACIÓN: Repartir el peso en los dos lados o, por lo menos, ir cambiando el peso de un lado al otro y aplicar lo mismo al cruzarse el bolso.

4) Dormir en una mala postura: ¡Mucho cuidado! Dormir boca abajo con el cuerpo medio girado o la cabeza ladeada, girar la cabeza siempre al mismo lado o dormir de lado con una rodilla más adelantada que la otra, puede causar rotaciones en las cervicales y la cadera y, como consecuencia, desequilibrios en estas zonas. 

RECOMENDACIÓN: Evitar dormir boca abajo; colocar un cojín debajo de la rodillas si dormimos boca arriba o bien entre las piernas si dormimos de lado. También son importantes la altura de la almohada así que intenta no sean ni muy altas ni muy bajas para tu cuerpo con el fin de que la columna se mantenga bien alineada. 

5) Mucho tiempo de pie: Pasar mucho rato de pie planchando, lavando platos o realizando cualquier otro tipo de trabajo puede hacer que las lumbares se carguen mucho. 

RECOMENDACIÓN: Si vamos a estar mucho tiempo de pie en un solo lugar, podemos ayudar a no cargar tanto las lumbares si apoyamos uno de los pies en un taburete e ir alternando con la otra pierna pasados unos minutos.

7 Beneficios que te aporta mejorar tu postura

  1. Ayudarás al buen funcionamiento de tu musculatura. 
  2. Protegerás más tu sistema nervioso.
  3. No cargarás la musculatura más de lo necesario.
  4. Cuidarás tu columna y discos vertebrales.
  5. Mejorarás tu respiración porque ampliarás el espacio pulmonar.
  6. Aumentarás el oxígeno en tu cuerpo.
  7. Cambiará la actitud mental ante los retos del día.  

¿Por qué pensar en ponerse recto no soluciona el problema?

Muchas personas cuando se dan cuenta de que están encorvadas intentan erguirse pero en cuanto se olvidan de ello vuelven a encorvarse, pero ¿por qué pasa esto?

Pues bien, existen dos cosas que se pueden producir en estos casos: 1) alteración muscular y/o 2) falta de movimiento en puntos estratégicos de la columna (o subluxaciones vertebrales).

Y es que por más de que intenten “ponerse rectos”, si la columna no se mueve correctamente va a tender a “encorvarse hacia delante” y como consecuencia puede conllevar tener problemas cervicales, de hombros y/o lumbares ya que los músculos se cargan más y funcionan peor.

¿Cómo podemos corregir las subluxaciones?

Las subluxaciones o falta de movilidad en la columna es detectada y corregida por el quiropráctico por eso las personas que realizan un buen cuidado con ellos suelen notarse una mejor postura y una sensación de mayor movimiento en el cuerpo en general.

Consulta nuestro centro quiropráctico en Barcelona y en otros puntos de Cataluña para más información sobre cómo la quiropráctica puede ayudar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *